28 de mayo de 2009

Somalia: en el punto de mira de la piratería.


Las aguas del Océano Índico en el Cuerno de África forman parte de las regiones marítimas más navegadas en el mundo. Petroleros y mercantes siguen la ruta del Mediterráneo hacia la India o el sureste asiático. Esta ruta estuvo íntimamente mencionada en mi post sobre lo estratégicamente perfecto que supone el control de Sri Lanka para muchos, por poner uno de tantos ejemplos de la ruta, para llegar a efectuar rumbos comerciales, o la idea, ya vigente, de la construcción de un oleoducto dirección a China. También pesqueros de altura, como los atuneros españoles, faenan en una aguas muy ricas.


Sin embargo, en este contexto de interés internacional, surge otro tipo de afán de poder mucho menos convencional: llega el capítulo de la intervención pirata.

Para los españoles, la primera irrupción informativa del fenómeno fue el secuestro del Playa de Bakío, liberado tras pagar cuantioso rescate.

Los piratas ponen en peligro dos manifestaciones de la globalización: el comercio mundial y la pesca intensiva.

Viajan a bordo de frágiles embarcaciones y usan kalasnikov. No obstane, se han dotado de comunicaciones por satélite, que les permiten coordinarse y localizar a sus presas. Sin embargo, la herramienta más sofisticada no son las telecomunicaciones sino la ingeniería financiera.

La respuesta de la llamada comunidad internacional, ha sido enviar una flota a una zona marítima inmensa. En esta reedición de la diplomacia de las cañoneras, la OTAN ha mandado un contingente, en el que cada navío aplica sus leyes nacionales para afrontar el desafío (Pues no olvidemos que para cada Estado, la ley es antetodo, un arma de doble filo ante los desafíos internacionales). Sin embargo, para desgracia de muchos y suerte para otros tantos, no existe ninguna autoridad o tribunal internacional para luchar contra la piratería. Una vez más, faltan las instituciones para gobernar la globalización.

Aquí entra directamente Somalia, geográficamente situado en un lugar estratégico para la actividad pirata, e internacionalmente vista por todos nosotros como cabeza de turco para tales despropósitos. Somalia está fragmentada en territorios con distintas características y distinto pasado colonial. En ausencia de una autoridad política (nacional, regional, ni siquiera local) las únicas leyes son las tradicionales que vinculan y oponen a una compleja estructura social de clanes, subclanes y familias.

La cultura somalí se basa fundamentalmente en el Islam y en la poesía, y se ha desarrollado a lo largo de los años de forma oral. La facilidad en el habla es una propiedad especialmente considerada entre los somalíes, teniéndose muy en cuenta en figuras como la de políticos o líderes religiosos . Lo comento pues no olvidemos que la cultura hace a un pueblo, que por otra parte puede ser mermado por sus conocidos puntos débiles si bien es conocida.

Hace apenas dos semanas, recogí una pequeña columna en el diario 20 minutos sobre la implicación de los países miembros de la UE en colaboración con tal organización a través de la denominada "Operación Atalanta", para perseguir a la piratería, por el cuál el buque español "Marqués de la Ensenada" recogió a 14 piratas que serían devueltos posteriormente a Kenia, aprobado por el juez de la audiencia nacional, Fernando Andreu, mediante la lesgilación establecida. Este hecho nos dirime a pensar directamente en la siempre eterna búsqueda de cooperación en la Organicación Gubernamental y en muchas veces también, su filosofía moralista contra actos ilegales que por otro lado ellos mismos, con más diplomacia y con tanto rebestimiento político, realizan (Pues no olvidemos que por esas mismas aguas comercian muchos de nuestros buques, y son los primeros interesados en acabar con la piratería, precisamente por ello). Así, especifico el caso del yate de lujo francés, "El Ponant", que fue precisamente asaltado por un grupo de piratas somalíes, que retuvieron a 30 tripulantes a la entrada del golfo de Adén. 22 de ellos eran de nacionalidad francesa.

Sin más dilación, esperaremos con ansia el próximo capítulo de la lucha por el poder en el mundo.

Un universitario cualquiera.
Hoy es el Día Nacional de la Nutrición (España)

2 comentarios

Alma Mateos Taborda dijo...

Interesantísimo blog. Aquí podemos informarnos y aprendemos.Bravooo todo muy interesante. Felicitaciones y un abrazo.

Manu Sancero dijo...

Muchas gracias, Alma.
Me algero mucho y además me alaga que te guste,

Un abrazo ;)


 
ir arriba