1 de noviembre de 2010

Mi disfraz de Halloween 2010



Mi mejor opción: El espíritu del Crack del 29 resucitado por la crisis.


Poco o nada puedo deciros que no sepáis ya o que no veáis en la foto. El año pasado ya barajé la posibilidad de disfrazarme de algo que tuviera que ver con la crisis económica. Sin embargo, finalmente opté por disfrazarme de algo que me daba aún más miedo: De terrorista suicidado en protesta al terrorismo internacional que nos viene azotando en estás últimas décadas.
Este año, por contra, EEUU y gran parte de los países europeos ya han ido saliendo de la crisis económica. En España aún permanecemos inmersos en este problema que azota ya a más de 4 millones de parados... ¿No es para asustarse?
En resumen, en la foto tenéis el resultado final.
Un universitario cualquiera.

2 comentarios

Natalia... dijo...

Jajaja, excelente, Manu!
Una manera de protestar, tal vez?

Yo no comulgo con estos festejos tan "yankis", pero de a poco, sus costumbres nos van contagiando a las generaciones mas jovenes..
Y buee...
Besos lindo!

Manuel Sánchez Acero dijo...

Gracias Natalia, guapa!

Sí, yo aprovecho cualquier excusa para reivindicar, ya sea tener un blog o, como tú bien dices, por una fiesta Yanki!! Si no nos reivindicamos, si no tenemos una opinión que gritarle al mundo, no seremos nadie...

Un besazo, corazón!


 
ir arriba