12 de abril de 2011

Una ración de Guantánamo al estilo libio

Tras el atentado del 11-S, el mundo cambió para siempre. Si ya se venía persiguiendo al terrorismo internacional así como a los contantes genocidios mundiales a civiles, estas cuestiones pasaron a un plano de alerta máxima a comienzos del siglo XXI. Quizás, lo que no tuvieron en cuenta líderes como Muamar al Gadafi, Gbagbo, Al Assad y compañia es que tan sólo 10 años después, las redes sociales empezarían a suponer una revolución para este tipo de conflictos en donde ya hoy el poder mediático se reparte entre ciudadanos que muchas veces llegan donde los grandes medios de comunicación, no pueden.
Así lo expresaron Leila Nachawati, experta en Internet y en Derechos Humanos, o el irakí Raed Jarrar en la Conferencia ‘Internet en las Revoluciones Sociales del siglo XXI’ celebrada en Madrid la semana pasada y en donde, además, este último advirtió que si bien es cierto que en Irak sólo un 2% tiene acceso a Internet, son muchos los ciudadanos que se las han ingeniado y apañado para comunicarse a través de la tecnología móvil mediante sms siendo witnes (Testigos) y portando una cámara que grabe algún acontecimiento determinante sin importar tanto la calidad como el propio mensaje que es lanzado al mundo.

Por ejemplo y volviendo a Trípoli y a Gadafi, Facebook sirvió para convocar en Benghasi la protesta del 17 de febrero. También lo estamos viendo hoy en Siria o lo vimos en Egipto tras su pasado levantamiento civil contra Mubarak.

Si bien Naciones Unidas, la OTAN o los propios EEUU nunca han dejado de denunciar las constantes violaciones de los Derechos Humanos que hay por el planeta, lo que me llama la atención es que las revoluciones presentes salen a la palestra con más fuerza que nunca no tanto por estas instituciones como por los propios ciudadanos.

De hecho me hubiera gustado que la relevancia del papel de las nuevas tecnologías hubiera emanado unos años antes, cuando todo este paradigma mundial empezó a hacerse notar… ¿Recordáis el caso de Guantánamo en donde muchos norteamericanos defendían la tortura gratuita para salvar la vida de las masas a pesar de que muchos de esos genocidios fueran a inocentes? ¿Recordáis aquel caso donde por estar ‘en guerra’ a muchos militares estadounidenses no les importaba torturar, humillar física, psíquica y sexualmente a tantos seres humanos en un vacío legal constante? ¿Qué hubiera pasado entonces si las redes sociales, twitter o nuestras cámaras del iPhone hubieran captado esas imágenes e historias?

Lo que de verdad me repugna es que la cabeza mundial de la democracia se marque tantos y se ponga medallas justicieras cuando ellos son los primeros que si hay que llamar a un preso ‘combatiente enemigo’ para poder torturar y violar gratuitamente sin dar si quiera derecho a un juicio ‘por cuestiones de guerra’, lo hagan sin pestañear… ¿Dónde quedó ante tal tesitura la famosa Convención de Ginebra o el papel de las nuevas tecnologías? ¿Dónde quedaron los derechos constitucionales de todas aquellas personas instaladas en Cuba para no estorbar? ¿Dónde se centraron los medios y el pueblo americano? Yo os lo diré: En todas las Britneys Spears y las ‘Amys Winehouses’ del mundo populachero; En todas esas actrices, cantantes o simples famosillas con problemas de drogas de las que poder hablar para entretenernos a todos mientras los genocidios no han cesado ni cesan.
Amigas y amigos, no me malinterpretéis. No quiero olvidar lo repugnante de lo que está sucediendo hoy por el continente africano o en el mundo árabe; De la barbarie que los actuales cabrones de turno están haciendo a sus civiles… ¡Por supuesto que hay que pararlo y acabar con esta situación! Pero igual que con éstas, con todas las que hay por el mundo como aquella acontecida en Ruanda en 1994 donde murieron 800.000 civiles a los que nunca ayudamos o el que organizaciones como Amnistía Internacional han denunciado miles de veces en Xinjiang (China) contra una parte importante de su población.

Sin importar los intereses, el petróleo que tengan o la naturaleza del conflicto, en todos ellos están muriendo personas de manera vil intencionada y repulsiva. Eso es lo que me importa y lo que nos debería de importar a todos los que somos seres humanos.

Nos encanta imaginar que nosotros no somos así, que en Occidente ya no pasan estas cosas y que debemos imponer de manera global nuestro sistema apedillado ‘Derechos Humanos’ en aquellos rincones donde aún no hay Mcdonalds ni celebrities; Y, sobretodo, donde hay tantísimos intereses económicos. 


Me gustaría que todos reflexionáramos y nos preguntáramos hoy a nosotros mismos, ¿Dónde queremos imponer nuestra heroicidad? ¿Donde se producen genocidios o quizás donde hay intereses por los que luchar de manera hipócrita para hacerse con ellos? ¡Claro que tenemos que ponerle un punto final a las penurias de Gadafi o de Al Asad! ¡Claro que tenemos que involucrarnos y exterminar todas aquellas situaciones inhumanas donde la gente sufre y muere de manera tan bestial y donde su propio pueblo se está empezando a levantar! ¡Claro que tenemos que decir 'Basta'!

Pero lo ideal sería, sin duda, que lo hiciéramos sin interés y por el mero hecho de ayudar a nuestros hermanos; A otros seres humanos que nos necesitan sin olvidar que no porque seamos occidentales somos más inocentes… ¿O es que ya nadie se acuerda de Guantánamo? Qué lástima de que entonces no hubiera facebook... ¿Verdad?

Un universitario cualquiera.

10 comentarios

Eido dijo...

Totalmente de acuerdo.
Lo que más me "fascina" de todo esto es el papel de los medios, vendiendo las imágenes que más morbo dan o más dinero mueven. Y en cuanto aparece una noticia nueva, adiós prensa internacional.
Lo bueno buenísimo de la era 2.0 es precisamente que es ahí donde empiezan las verdaderas revoluciones, y que es la gente (los verdaderos informadores) la que a través de Internet enseña la verdad más allá de lo que cualquier telediario puede hacer. Algo bueno tenía que tener el Facebook, chico.

Y sin embargo, y haciendo de abogado del diablo, pronto escribiré una entrada sobre las "bondades" de la guerra.

Bissous!

Alba Sánchez dijo...

En la misma línea de tu opinión debo decir que creo que el modelo de occidente como salvador de la humanidad está ya un poco "quemado" por decirlo de una forma suave... Personalmente no creo que se pueda dar ningún tipo de ejemplo desde una perspectiva tan hipócrita como la que aqui explotamos, o mejor dicho explotan nuestros gobiernos. Claro que los ciudadanos tienen otras armas y si que pueden dar buenos ejemplos de implicación, la solución está en cada uno de nosotros y en nuestras conciencias, y en saber que la unión hace la fuerza contra todo tipo de barbarie, pero siempre, como tu dices, sin más motivación que la única necesaria, ayudar a nuestros hermanos, conseguir un mundo más justo.s

Dirty Clothes dijo...

Bienvenidas sean las redes sociales si ayudan a protestar y a que el ciudadano sea tomado más en consideración... debemos utilizar todos los instrumentos que estén en nuestra mano para denunciar las injusticias...

dirty saludos¡¡¡¡¡¡¡

Towanda dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Miguel.
Occidente interviene -SOLO- cuando hay intereses económicos de por medio... Perdon por lo que voy a decir pero me "da asco" esa forma que tenemos de "juzgar depende a qué dictadores".

Felicidades porque coincido plenamente con lo que expones.
Un fortísimo abrazo.

Elisa dijo...

Hola Manu,
Espero que estés pasando una hermosa semana.
Me ausento por unos días. Viaje en puerta
Cariños
Elisa

PINKY dijo...

Hola Manu como siempre ,que razon tienes corazon ,si todas esas personas que pueden arreglar estas cosas hiciesen algo por ello otro gallo cantaria ,pero hay tantos intereses creados ,que yo creo que seguira asi por "secular seculorum
"
Besinos

Humberto Dib dijo...

Una buena entrada con la que estoy de acuerdo, Manuel, hay modelos o estilos que debería desaparecer de la faz del planeta.
Te dejo un abrazo.
Humberto.

Abacab dijo...

Por desgracia Manuel, nadie se mete en fregaos si no saca nada a cambio y en estas especies de liberaciones heroicas de occidente a estos países, el petroleo y otras cosas juegan un papel como estímulo determinante.

Por el interés te quiero Andrés decía un dicho... Y qué verdad!

Un abrazote Manuel!

Mama de 7 dijo...

Hola,
Donde expongo mi grito. La discriminación que sufren las personas con discapacidad, que no pueden tener acceso a un derecho constitucional como es el de la educación, en igualad condiciones.

Toni dijo...

La intervención pretende preservar nuestro modelo de vida. Nuestro confort. Nuestro miedo a perderlo todo...
Terminamos con los dictadores, instauramos democracias, controlamos a la población y administramos sus recursos.
Todo ello, dentro de unas fronteras bien marcadas.Lejos de nuestras casas, nuestros parques y nuestros hijos, pues hemos escuchado por ahí que los negros "huelen" mal...

¡Me da bastante asco pertenecer al primer mundo!
Será que me estoy haciendo mayor...

Salu2


 
ir arriba