30 de agosto de 2011

El agosto del "happy ending"

Si bien es cierto que lo habitual es que este suponga ser un periodo de vacío informativo, lo cierto es que a día de hoy ni los desdenes políticos ni las consecuentes protestas ciudadanas han cesado. Sin embargo, lo que más me entristece seguirá siendo la falta de tolerancia por parte de todos, a pesar de la llegada de un plausible y más que deseable "happy ending" al final; Nuestra siempre máxima aspiración.

Si de algo nos han convencido los americanos además de lo bueno que es tener pistolas en la mesilla de noche, es del eficaz resultado que traen consigo los "happy endings" hollywoodienses, en los que la chica acaba con el héroe y el villano es devorado por su maldad. Pero, como suele ocurrir en aquellos países donde se estila la doble moral, ni los brillantes de Hepburn brillaban tanto, ni se podía fumar en los falsos decorados newyorkinos, ni existen siempre los finales felices reales en tierras de libertad: Esa misma sensación es la que no ha cesado hoy en España.

Admito mi pena al ver como algunos de los que se adjudican el mérito del movimiento 15-M o Democracia Real Ya (DRY), sacaran sus banderas republicanas y sus protestas contra los que no piensan como ellos, y admito mi desdén al comprobar como muchos de los jóvenes de la JMJ regaron con sus borrachas meadas las calles de mi ciudad. Pero lo que realmente asumo con repugnancia, es la intolerancia que se ha respirado por ambos bandos, ¡E incluso por la policía nacional de nuestro país! 

¿Hacia dónde vamos y de qué manera? Dios sabe mejor que nadie que no creo ni en su iglesia ni en su institución, y me libre de creer o venerar a un señor que ha perdonado delitos tan graves como la pederastia dentro de su círculo por mucho Papa que lo precien; Pero lo que queda lejos de eso es enfrentarme a aquellos que no piensan como yo, ya sean 'jotaemejotinos', kikos, testigos de Jehová o la vecina de la puerta de al lado. Por eso me revienta que sean los grandes medios de comunicación los que no paren de encasillar a la gente en un bando o en otro, como si todavía viviéramos en Guerra Civil y así fuera más fácil clasificar al enemigo para lincharle y derrotarle; Por eso me molesta soberanamente que Ángel Expósito, director del ABC, hable de intolerancia contra movimientos ciudadanos que nacieron pidiéndola, o que Ignacio Escolar, ex-director de Público, reivindique que en estos movimientos no existe 'perro-flautismo' cuando todos sabemos que lo hay.

Pero entonces llegó esta noticia de 'El País' unos días después: 'El 15-M y la JMJ tienden puentes' y aunque todavía se denota una linea definitoria entre ambos lados, llegaríamos a la siempre añorada meta made in hollywood: El "happy ending".

Así es, queridos casi todos, el dichoso "happy ending" asoló otra vez sobre nuestras manipulables cabezas... ¿Pero qué es eso del "happy ending" sino una mera disculpa entre películas de guerra? ¿Qué es un final feliz proveniente de un país que gana más con las armas que con el cine que fabrica? ¿Qué carajo significa tender manos anquilosadas por la fuerza de la ira? Lo sabemos todos: nada, no significa nada.

Vendemos humo y lo hacemos a diario, ya sea pidiendo sal a la cotilla del cuarto que tan mal nos cae o sabiendo que fueron injustos los descuentos que se les hicieron a todos los fieles de la iglesia por muchos beneficios que haya traído consigo la JMJ (Se habla de 160 millones de euros). En cualquier caso, se empezaba a respirar de otra manera y, para los menos manipulados, el movimiento DRY quiso publicar un comunicado oficial sobre todo este asunto, dejando al margen del mismo las cuestiones religiosas.

No debemos obviar que nuestro famoso Estado del bienestar se viene abajo por motivos políticos y sociales, y que la religión es un arma que durante siglos se ha empleado para llevarnos forzosamente de la mano a donde les ha dado la gana a unos pocos; Y yo me atrevería a decir que en agosto de 2011, con redes sociales y todo, lo han vuelto a conseguir. 

Pero, por favor, no olvidemos de dónde viene el verdadero mal... ¿De la iglesia? No, ¿De los medios de comunicación? Tampoco... Todo radica en el poder, ¿Y quién lo tiene? Lo sabemos todos también: Los políticos.

La clase política seguirá siendo la clave a la que deberemos vigilar y la cuestión que está de nuestra mano curar seguirá siendo la intolerancia. Por eso, y a pesar de ser mi primer verano como licenciado, he vuelto triste; Porque continuamos siendo unos intolerantes y continuaremos criticando a los 'Jotaemejotinos' para luego pedir que nadie lo haga con las fiestas del Orgullo gay, mientras los medios que beben del poder de los políticos se aprovechan de esa intolerancia para pedir más tolerancia a su favor y mantener viva la línea que separa a los jodidos bandos en una constante inagotable de repulsión y mala baba.

¿Entonces nosotros? ¿Qué pasará con nosotros? Apechugaremos con lo que venga, ya sea la maldición del pepino alemán de la Merkel o las siempre disparatadas ideas de los políticos -La última, la reforma constitucional sobre el déficit, claro-, y aunque a lo más que aspiremos sea de nuevo llegar a un "Happy ending", tendremos que tener claro lo que seguimos siendo por encima de todo: intolerantes

Por eso aún rezuma el eco de la famosa filosofía de Martin Niemöller con un poema que no estaría nada mal recordarnos hoy:


Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista,

Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata,

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista,

Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
no dije nada,
porque yo no era judío,

Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar.


Esa es la cuestión,
Un universitario cualquiera.

13 comentarios

Elisa dijo...

De vuelta Manu!
Qué bueno:)
Saludos y gracias también por pasar
Elisa

jairo F.Quindós dijo...

Manui te veo Fuerte en tu llegada, sabes lo que me da mas miedo a mi que la clase politica afincada esta pudiendo con el pueblo, y es mas el pueblo no sabe lo que quiere, no sabe revindicarse a mi entender por que el Salvame y para mi pesar el futbol (mou, Barça) nos aplatana aun asi algunos creo que sabemos lo que no queremos y leyendote me doy cuenta que no estamos en una isla, que aun hay esperanza.

Towanda dijo...

Manu, eres un "tipo" muy observador. Yo también vi las consignas (fuera de lugar) de algunos del 15M...
También he visto intolerancia exacerbada frente a los que no "comulgan" con las ideas de los propios...

Buen, ¿qué tal el verano? ¿las vacaciones?, si te aburres, tengo añun que limpiar mucho en mi casa por lo que te invito...

Besos, Manu y bienvenido.

Neogeminis dijo...

Manu, discrepo en la conclusión de tu análisis: el "mal" no viene de los políticos. "Ellos" no son una casta, un prototipo aislado o una enfermedad endémica, no son más que integrantes de una sociedad que los preparó, los votó y los sostiene, y los repudia cuando lo que hacen les afecta, los indigna o los motiva. No creo que eso de generalizar y denostar a "la política" como el mal de nuestros tiempos, creo que esa es una trampa en que caen los mismos que critican y luego entran en el mismo juego mezquino a la hora de aportar en concreto.
La política es un instrumento, es el arte de lo posible -dicen- y a través de ella la sociedad canaliza sus pro y sus contra, mientras intenta plasmarse a sí misma. Un pais tiene los políticos que se merece y que gesta, como los artistas, los periodistas y los militantes sociales. Ninguno se produce por generación espontánea y echarles sólo a algunos la culpa de lo que somos como sociedad es una manera inmadura de auto engañarnos, dejándoles -en definitiva- el camino libre a quienes desde la macro-economía buscan sacar ventaja económica de las crisis que provoca el desgobierno.

Un abrazo

Adivín Serafín dijo...

En Francia y en Alemania los ricos han pedido que les pongan impuestos especiales para sacar a sus paísis de la crisis. Aquí callan y meten en el bolso los sacos. Su partido habla más de la cuenta teniendo a políticos malos de solemnidad a la cabeza. Así vamos.

Blogsaludos

fan dijo...

Quejarse no soluciona las cosas . Sólo la acción es la solución si bien es cierto que esos movimientos del tipo 15M o JMJ dejan mucho que desear . El egoismo del salvase quien pueda en lugar de la búsqueda real del bienestar social nos lleva a esta irremediable situación , situación agravada por la globalización que hace que en el mundo cada vez escasee más la clase media y se convierta el mundo en un binomio empresario - trabajador . La globalización a pesar de todo es necesaria , irremediable e irrevertible : no es justo que un hombre de color de Africa cobre 100 euros al mespor el mismo trabajo que un español cobraria 1000 al mes .

dani dijo...

Me parece acertadísimo el comentario de Neogémesis. Tenemos el fruto de lo que hemos estando cultivando durante años. En las crisis es cuando se ven os puntos débiles y se acentúan mucho más.
Comienzas el curso con fuerzas por lo que veo, es es positivo
Un fuerte abrazo

abajolasopos dijo...

¡Hola, Manu!Es la primera vez que te leo, me vienes muy recomendado por Jairo :) y considero que acertó en su recomendación; siempre es una alegría encontra espacios críticos y, a la vez, equilibrados. Te he agregado a mi lista de blog amigos y prometo seguir pasando por aquí.

No sé si conoces a un grupo humorístico catalán que se llama "Accidents Polipoétics". Tienen un gag a propósito de tener la razón y de su importancia que siempre recuerdo cuando veo gente que se agarra a su opinión como si le fuera la vida en ello, negándose a escuchar al otro. Lo dejaré por aquí. Espero que te divierta a ti y que también guste a tus lectores:

http://www.youtube.com/watch?v=hFR6Ymn7Ho4

¡Nos leemos!

Manuel Sánchez Acero dijo...

Hola guapas y guapos! Llega el finde y con él os respondo:

Elisa: De vuelta, querida Eli, y ante una nueva etapa en mi vida llena de incertidumbre y de recelo, pero disfrutaré de todo lo que me pase como siempre he hecho :)

Jairo: En efecto nene, el pueblo muchas veces no sabe lo que quiere pero creo que ahora mismo está muy claro, queremos más voz y voto y más control sobre los que nos gobiernan de lo que verdaderamente tenemos. Me quedo con tu conclusión: Aún hay esperanza.

Towanda: ¿A limpiar? Prefiero que me invites a un café, cachonda :P El verano bien, descansado, enriquecedor, familiar y pacífico... Justo lo que nos falta un poco a todos el resto del año, no? Y el tuyo qué tal? Espero que genial. Un besazo

Neogeminis: Efectivamente la política NO es el mal de nuestro tiempo, pero ciertos políticos sí y la forma en que se aplica, también. Es eso lo que quería expresar. La política puede y debe emplearse para establecer un orden en el Estado de bienestar, pero para llegar a eso debe aplicarse en una democracia saneada, y eso en España, NO lo tenemos hoy.

Adivín: Nada que añadir realmente a tu comentario, ratifico tu 'así vamos'. Un abrazo

Fan: Es verdad que quejarse no soluciona nada, pero, ¿Qué más podemos hacer algunos? Seguiré analizando la situación y hablando sobre ella, porque por ejemplo en USA está el movimiento del 'Tea Party' que es muy interesante de estudiarlo y compararlo con el 15-M en España para apreciar sus diferencias y observar como el capitalismo y el dinero solo responden con más dinero y no con los gritos de los ciudadanos en la calle. Como digo, es un tema interesante del que hablaremos.

Dani: Hay que comenzar con fuerzas, querido amigo :) Eso siempre. Con respecto a tu ratificación sobre el comentario de Neogeminis, para no repetirme me ciño a lo que le he respondido a ella ;) Un abrazo enorme para ti

Abajolasopos: Le daré las gracias a Jairo por recomendarme, es más majo que las pesetas :) El vídeo que me has puesto, sencillamente magnífico, un minuto y medio de gloria que todo el mundo debería ver y aplaudir con el público al final ;) Y claro que sí, nos seguimos!

Besos y abrazos para todos, se os quiere y necesita,

Manu UC.

Javi dijo...

Vive y deja vivir. Pero además preocupate un poquito por los demás pensando en ellos como piensas en ti. Asi el mundo sería mejor.

Drywater dijo...

Brillante, brillante, "un licenciado cualquiera".
Los poderes fácticos parece que sólo quieren desviar la atención sobre mil problemas para seguir manteniendo sus privilegios. Los medios no hacen sino sesgar la realidad y enseñar el trozo que les apetece.
Tienes toda la razón: la iglesia ya ni corta ni reparte; son los de las corbatas caras y las excusas baratas.

Un placer volver a leerte

Un abrazo

Elbetie dijo...

Hola Manu, veo rapidito tu blog y las fotos me parecen espectaculares, quisiera saber como es el clima en el mes de noviembre allá en Paris. Estas fotos fueron tomadas ¿en que fechas de noviembre?
Te agradecería tu respuesta lo mas pronto posible. Gracias!

Manuel Sánchez Acero dijo...

Hola, amigos:

Javi: Esa es sin duda la mejor filosofía.

Drywater: Guau me ha encantado lo de las corbatas caras y las excusas baratas, tío.... ¿Tiene copyright la frase o se puede usar? ;)

Elbetie: Supongo que te refieres a las fotos de 'Noviembre se escribe en París', pues fui exactamente en el puente de Octubre-Noviembre y la temperatura era más bien fría. Si vas en esas fechas, lleva ropa de abrigo porque la necesitarás, aunque te haga buen tiempo. Por lo demás, gracias por tus palabras, amiga ;)

Besos y abrazos!

Manu UC.


 
ir arriba