13 de abril de 2009

Maquetar ¿Qué es eso?


Antes que nada, quiero deciros que ni este post ni ningún otro de este blog son referidos a tutoriales. Simplemente quiero hacer mención a diferentes facciones del conocimiento desde el punto de vista de un universitario cualquiera para que opinéis sobre ello. Así pues, comienzo con la pregunta que me formulo a día de hoy...

¿Algún seguidor de este blog sabe maquetar?



Yo a día de hoy sé un poco más que hace apenas 6 meses. En otros blogs se hace mención al profesor de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Francisco Esteve, pero creo que en ninguno es mencionado por su sinuosa práctica sobre la maquetación de una revista.

En Octubre, a los que estudiamos cuarto de periodismo en mi grupo, al menos, sí que se nos encomendó elegir una temática para una revista exclusivamente nuestra, maquetación incluída, a la que tendríamos que dedicar mucho tiempo y esfuerzo pues hay que entregar nuevo número cada dos semanas desde entonces. Pues bien, mi grupo y yo decidimos hacernos un hueco en el conocimiento musical con Acordes, un producto que nació como formato para esta práctica pero que a día de hoy ya plantea su vida más allá de ella.

Por lo pronto, Acordes, que quiere hacer honor a la música en sus múltiples vertientes; En sus puntos y contrapuntos; En la música que todos conocemos o también la que sueña el callejero, ya tiene su Myspace, para que todos vosotros, ciberlectores y curiosos, podáis descargarosla y ver un poco más allá de un horizonte que todos podemos conocer en parte. (Pinchar sobre el vínculo)

Retomando el asunto de la maquetación, aunque a la gran mayoría os suene a chino, tan sólo quería que supieráis, con este sencillo ejemplo, que es un arma que está al alcance de todos, más sencilla de utilizar que el propio retoque digital. Sólo tenéis que haceros con uno de sus programas exclusivos para ello (Adobe Indesign, Quark Xpress, Microsoft Publisher, etc).

Estos tres mencionados son, quizás, los más conocidos o usados.

Ciñéndonos al ejemplo anterior, para Acordes usamos Microsoft Publisher, un programa muy intuitivo y que puede usarse simplemente trasteando con ello y con los elementos que nos aguardan (Insertando imágenes en la medida que deseemos, cuadros de texto, etc) tal y como actuamos en otros programas de la familia "Microsoft".

Gracias a esta técnica podremos imprimir cómics, revistas especializadas (como es el caso del ejemplo) o libros maquetados por nosotros mismos.

¿Cómo entendemos hoy la maquetación? ¿Sigue siendo un mero instrumento de los grandes medios? ¿Importa tanto la imaginación y técnica como la propia tecnología que se nos facilita?



Personalmente supongo que ya que la tecnología está a nuestro alcance y no como hace apenas unos años, ahora lo que importa serán las dotes imaginativas de cada uno de nosotros para llevar nuestros proyectos a cabo y que tantas empresas de impresión digital, como las hay, no sigan lucrándose a costa de nuestro desconocimiento.

Un universitario cualquiera.

2 comentarios

Javi dijo...

Esto es un tirón de orejas, por dar de lado al software libre. Porque ¿que pasa si alguien no tiene los programas mencionados?, los podria piratear, si, y no seré yo quien hable contra el pirateo, entre otros motivos porque beneficia incluso a los pirateados. Si los universitarios (futuros profesionales) aprenden con estos programas pirateados o no. Cuando tengan q desempeñar sus funciones en una empresa en el mundo laboral, recurriran a estos mismos programas, esta vez, pagando religiosamente su empresa dado q lo q en casa es aceptable, en una empresa no lo es tanto. No obstante retomando mi tirón de orejas... para el q no lo sepa (y hay mucha gente q no lo sabe) el software libre existe. Y para los q se pregunten ¿y que es eso del software libre? Pues muy sencillo, son programas informáticos desarrolados por personas u organizaciones q pueden usarse, a veces sin restricciones y a veces para uso personal, de manera legal, sin necesidad de pagar por ellos. Doy una explicación simplista e inexacta, cierto es, pero suficiente para que los profanos lo comprendan. Son programas similares a los q se venden, pero gratuitos. En el caso de la maquetación y por lo q tengo entendido , la principal opción de software libre es el Scribus. Aprender no duele, y bajarselo es gratis. Profesionales del futuro, estos programas abaratarían vuestros costes, son accesibles y muchos son de código abierto (lo cual quiere decir q si teneis conocimientos de programacion u os es necesario, podeis modificarlos vosotros mismos , o profesionales pagados por vosotros para adecuarlos a vuestras necesidades concretas), acostumbraos a trastear con ellos por vuestro propio bien. Teneis sustitutos gratuitos de practicamente cualquier programa que se os ocurra. Buscadlos, tened inquietudes, si eso de cuya falta acusan a las nuevas generaciones.

Manu Sancero dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Javi.
No mencioné estos programas de "Software libre" en mi post y por eso alago tu comentario haciendo alusión a ello.
Muchas gracias por colaborar aportando información tan valiosa para quien nos lea ;)


 
ir arriba