9 de junio de 2009

¿Por qué ha sido tan importante votar para el Parlamento Europeo?


La construcción de Europa es un proceso y su supranacionalidad es imperfecta. Es la única Organización Internacional gubernamental que puede considerarse integrada de manera parcial, pues los Estados que la integran ceden porciones de su soberanía. Así, entenderemos las diferenciaciones políticas de la UE.

POLÍTICAS

1. Políticas comunitarias: Aquí encontraremos las directivas y los reglamentos propios de la Unión Europea, pues es donde ésta tiene sus competencias:

a) Comunes: La UE controla el 100% de estas políticas. Son la agrícola, pesca, comercial, monetaria y el fomento de competencia.

b) Coordinadas: En estas, se reparten el control la propia UE y los diferentes Estados que la conforman, con el objetivo de forjar una política común en un futuro.

2. Políticas Intergubernamentales: Estas son las competencias exclusivas de los Estados que no cederán a la UE. No obstante, sí que se exigen relaciones de cooperación (Asociativas) entre los diferentes Estados. Quedan englobadas en este punto todas las políticas exteriores, de defensa, o más concretamente, la Política Exterior de Seguridad y Cooperación (PESC), que es a su vez uno de los pilares que sustentan a la UE.

3. Políticas Intergubernamentales de Cooperación Reforzada: Similares a las anteriores pero más intensas y con más fluidez. Pretenden fomentar la seguridad interna de cada uno de los Estados pero con la colaboración de otros Estados. Podemos referirnos a la inmigración, la extradición de terroristas o, más concretamente, a otro de los pilares que sustentan la UE; Hablaríamos de la Política de Cooperación de Justicia Interior (CIJ).

ECONOMÍA

Antes de que la UE naciera tal y como la conocemos hoy, lo que se pretendía en Europa era la pretensión de crear un Mercado Común que supusiera el desarme arancelario y la libertad de mercancías, capitales, servicios y trabajadores. El orígen lo encontramos en 1955, cuando el belga Henry Spaack fomenta la idea de crear una Comunidad Económica Europea (CEE) que sería posteriormente aprobada en el Tratado de Roma de 1957.

Tras turbulencias políticas, crisis entre los países europeos y demás parafernalia, se consigue alcanzar una meta común: en 1968 se crea la Unión Aduanera, que supone la conformidad de un arancel común y el cobro de una tasa para todo aquel se no pertenezca a esta unión (Dicha tasa se cobrarían en beneficios destinados, en su mayoría, a la Política Agraria Común).

Así vino a darse un “Europtimismo” fruto de la Conferencia de la Haya de 1969, en donde, entre otras propuestas, se comenzó a pensar en la idea de crear una Unión Económica y Monetaria, que supusiera entre tanto, la creación de una moneda común.

Este espoíritu positivo fue arrastrado con el paso del tiempo, hasta que en 1979 se crea el Sistema Monetario Europeo; Un mecanismo de servicio de la Unión Económica y Monetaria, que supondría la creación del ECU (Unidad de Cuenta Europea).

¿Qué era el ECU?


Es el valor previamente calculado de todos los PIB, valores macroeconómicos, etc. De todos los Estados miembros de la Unión, para crear un nuevo valor ficticio. ¿Para qué este valor ficticio? Para que los Estados que pertenecían entonces a la unión se aproximaran a ese valor, con la sólida intención de crear una moneda común para el futuro: El Euro.
Fusión de la economía y de la política: nacimiento de la Unión Europea.

En 1987 se crea el Acta Única Europea, donde comienzan por fin a fusionarse política y economía. Se siguen marcando pautas para lograr este Mercado Común, y también se comienza a regular jurídicamente la política exterior.

En 1989 cayó el muro de Berlín, el comunismo desaparece y con él, la bipolaridad que había en el mundo también. A partir de entonces, EEUU pasa a ser la cabeza de poder mundial, mientras tanto, en Europa también cunde la novedad internacional. Por eso, ya entre 1990 y 1991, comenzarían a elucubrarse objetivos políticos además de los económicos. Así, en Diciembre de 1991 se celebró la
Conferencia de Maastricht, en donde surge un Tratado firmado en febrero de 1992 y vigente en 1993: la UE.



Últimos Tratados antes de llegar a nuestros días.


1997: TRATADO DE AMSTERDAM
– Pretendía rebajar el déficit democrático de la UE, o lo que es lo mismo, fomentar la participación de los ciudadanos europeos. Cuando la UE se creó, el objetivo era acercar este acontecimeinto explícito a sus ciudadanos, y en esto se apoya este Tratado.

¿Cómo lo hizo posible? Muy sencillo; Otorgando mayores responsabilidades al Parlamento Europeo (Lo que hemos votado hace dos días); Decisiones que afectan a políticas como las sociales o sanitarias. No olvidemos que el ciudadano vota en el Parlamento Europeo.
 2000: TRATADO DE NIZA – Conocido también como el Tratado de la ampliación, pues lo que pretende este Tratado es incluir nuevas comunidades a la UE y por tanto, requería la reforma de las instituciones en el nuevo reparto del poder entre todos los Estados miembros.

El 1 de Mayo del 2004 se incorporaron diez nuevos países: Polonia, Hungría, Eslovaquia, Eslovenia, Letonia, Lituania, Chipre, Malta, Chequia y Estonia.

El 29 de Octubre se firmó la Constitución Europea, que ya era el paso o nivel superior. Sin embargo, Francia, una de las grandes desde los inicios de la UE, lo paralizó al no querer que esta Constitución saliera adelante.

Quizás por eso, en Enero de 2007 se incorporaran Bulgaria y Rumanía, con intención de hacernos ver a todos que pese a lo sucedido con la Constitución que quedó en nada, la UE sigue delante de alguna manera.

2007: TRATADO DE LISBOA (El 13 de Diciembre) – Actualmente esta paralizado porque el pueblo irlandés se ha negado. Se les volverá a preguntar tarde o temprano hasta promocionar el Tratado lo suficiente para que digan que sí, pues a los Estados que conforman la UE y a las grandes potencias en particular sí que les interesa que salga adelante. Este Tratado supone, en cierto modo, querer arreglar lo que no fue posible con la Constitución:

a) Que el Presidente del Consejo Europeo esté en el Congreso 2 años y medio (Actualmente está 6 meses, de manera rotativa entre todos los Estados miembros de la UE. Este presidente es el correspondiente presidente de gobierno y de Estado; En nuestro caso actual, será José Luís Rodríguez Zapatero).

b) Que la UE tenga personalidad Jurídica además de la política o económica que ya posee.

c) En la Constitución fracasada de la UE se creó en su día la figura del ministro de exteriores, pero fue uno de los grandes rechazos, pues es casi imposible concebir la idea de que una única persona represente los asuntos exteriores de los 27 miembros de la Unión. Con este Tratado se apuesta por la figura del Alto representante, que también funcionaría como vicepresidente de la comisión.

d) Se apuesta por nuevos proyectos que surjan de un mínimo de firmas del pueblo europeo presentado ante el Parlamento (Nuevamente lo que hemos votado).

El Parlamento Europeo:

Es fundamental, porque además de lo visto, el presidente de la comisión europea, que es la institución que ejecuta lo que deciden los consejos, debe de rendir cuentas ante el Parlamento sobre lo que hace y sobre cómo lo hace o por qué. Además, existen decisiones explícitas de la UE que se toman por parte del Parlamento, algunas de ellas en co-decisión con el mismísimo consejo de ministros de la UE.

Elecciones Europeas 2009:
Votamos 736 escaños (De los cuáles España goza de 50, pues no olvidemos que España es una de las grandes ateniéndonos a criterios demográficos en este caso). Nuestro Partido Popular ha obtenido 23 de estos 50 escaños, mientras que el PSOE obtuvo 21. Estos escaños ocuparán posesión durante 5 años. El Parlamento fiscaliza, además, las acciones que se hacen desde la Comisión Europea.

Os paso a continuación un enlace práctico sobre los resultados de las Elecciones Europeas 2009.

Espero que la teoría argumentada en este blog os sirva de algo.
Un universitario cualquiera.

3 comentarios

Javi Euro-optimista dijo...

Para mi, la Unión Europea, es un intento de plantar cara a EEUU, que siempre ha gozado de la ventaja económica mundial de poseer un mercado interior de grandes dimensiones, dotandole de un gran poder económico y una cierta independencia internacional. Pero ante todo lo valioso para mi, no es lo q es, sino lo q podría ser. Con una semilla de unión aduanera se podria avanzar hasta conseguir una unión heterogenea de paises, y lo valioso en lo q a mi respecta de este modelo, es la tendencia a la union en lugar de la escisión, de el acercamiento y la cooperacion para conseguir un mundo mejor. Si este ejemplo cundiera y floreciera quizas acabaríamos con la guerras sustituyéndolas por la cooperación internacional.

Elisabeth dijo...

bueno a ver lo q pasa ahora....


besitosss

Neogeminis dijo...

Creo que la Unión Europea deberá enfrentarse con la apatía y la desconfianza de muchos europeos que se ven agobiados por la crisis y sólo buscan resolver la inmediatez de sus consecuencias. Sin embargo, a pesar de todas las imperfecciones, se está gestando un hecho histórico, que deberá construirse desde cero, superando individualidades y mezquinos intereses parciales.

Saludos!


 
ir arriba