20 de abril de 2011

Semana Santa en Salamanca (I) - Ver para creer

Las tres 'eses' que encabezan el titular son sólo un ejemplo de lo casi perfecto que supone vivir la pascua en la tierra del Campo Charro y del río Tormes. Si bien todo el mundo reconoce esta ciudad por conservar la universidad más antigua de España (Y como no podía ser de otra manera, en este blog había que reconocérselo), lo cierto es que en cada rincón salamantino hay una pizca de magia por la que merece la pena pasar alguna vez, seamos o no universitarios.



Desde la mítica Casa de las Conchas hasta el portal más abandonado; Todo en Salamanca respira encanto y adicción a ella por la que querer haber consumido y participado.




El primer domingo de Semana Santa se celebra el Domingo de Ramos en toda España y, concretamente aquí, lo hacen con el paso del 'Jesucristo, amigo de los niños', siendo precisamente ellos los absolutos protagonistas de este acto por el cual se preparan todo el año.


Pues la fe llama a sus puertas desde las Catedrales Nueva y Vieja para invitarles con paciencia a creer con tal primeriza firmeza...







Mientras, de norte a sur y de este a oeste, su dios es representado en su crucifixión para recordarnos de punta a punta que hay que rezar, perdonar y confiar...



Y entonces, para todos aquellos privilegiados que han aprendido a ver sin necesidad de mirar, sucede el milagro; Y como se les prometió, al tercer día el señor resucitará alzando la luz sobre la capital del saber español...


Felices, sellan su amor en el huerto. Quizás Calisto y Melibea fueran los primeros, pero miles de millones de enamorados les seguirán después y juntos compartirán un sentimiento que quedará zanjado en forma de candado...



Así es como nacemos de nuevo, pues una vida es para cada uno y cada uno será su dueño. Como Jesús, seamos cristianos o no, compartiremos la alegría de ver de nuevo florecer este sentimiento y se lo haremos saber a todos, por los siglos de los siglos...




¡Siempre será maravilloso verte resucitar!
Un universitario cualquiera.

6 comentarios

PINKY dijo...

Manu ,unas fotos preciosas ,es cierto que Salamanca es una joya y seguro que la semana santa alli tiene que ser una pasada .Yo estuve el año pasado en Agosto un par de dias y lo pase fenomenal
besinos

Javi dijo...

La universidad de Salamanca (1218) no será la más antigua pero fue la primera de Europa que ostentó el título de Universidad por el edicto de 1253 de Alfonso X de Castilla y León y la bula del Papa Alejandro IV en 1255. La complutense nacería 75 años más tarde en Alcalá de Henares. Pero la antiguedad no lo es todo. Aquí las carreras estrella eran humanidades y mucha teología, frente a las ingenierías anglosajonas. Por si fuera poco, aquí la religión autoctona expulsó a otras más ilustradas y versadas en las ciencias, como jesuitas o judios. Hermanos, la verdad no existe, el conocimiento os hará libres.

Adivín Serafín dijo...

Salamanca me trae recuerdos y amigos. He ido varias veces de muy chaval y tengo amigos trabajando de profesores allí. Su hermosura está en tus fotos, pero en Salamanca se extiende mucho más allá. Salamanca se hizo silencio simplemente para contemplar sus esquinas.

Blogsaludos

Abacab dijo...

Manuel, qué artículo tan bonito, incluyendo unas fotos excelentes!

Es imperdonable, pero aún no conozco Salamanca... Sin embargo, creo que en menos de 12 meses habré subsanado este error u omisión.

Felices vacaciones y un abrazo.

Lua dijo...

No he ido a Salamanca, las imágenes que has puesto son preciosas... Pero a algunos nos ha tocado guardia en semana santa, asi que esperando que enferme poquita gente, trabajaremos todos estos dias. Espero que lo pases bien todos estos dias, un besazo.
Precioso post.

la Rosa Rusa dijo...

... qué alucine. :-O


 
ir arriba