7 de mayo de 2011

Mujer de alma madrileña

Me confieso enamorado de ti… ¡Y es que lo tienes todo! Quizás no me recuerdes, pero me diste la hora un catorce de junio para recordarme que era mi cumpleaños y ni si quiera te di las gracias. Al momento supe de ti y de tus amigos, los verdes que se visten de marrones o los dulces que sonríen salado. Supe que adorabas a tus hijos naturales en cualquier tiempo y lugar a los que hoy les has vuelto a advertir sobre el sol de finales de marzo. Eres muy madre y te encanta aunque te sigas sintiendo una niña cuando crees que nadie te mira. Juegas con la sospecha sin que sospeche que te afea. Te disfrazas de mil maneras, pero siempre para seducirme y a veces ni te pega. Eres. Sientes. Me amas y me odias a veces. Pero nunca sé bien cuándo y eso me estremece.
Diriges la corriente por caminos diferentes,
Das verde a tus esclavos aunque creas que no quieres,
Y es que eres una señora de la cabeza a los pies, porque hasta en lo más bajo reflejas tu más alta estima...

El deporte no es tu fuerte pero lo aceptas como aceptaste que el fuego se llevara un rinconcito tuyo, íntimo y apuesto, un 12 de febrero de 2005; Al fin y al cabo te gustan las disputas...

Cual dama aferrada a las tradiciones más castizas, quieres escapar de ellas con modernas líneas rectas que sirvan para disimular que eres imperfecta...


Pero no siempre puedes y llegan tus vecinas, Abril y Andalucía, para atraparte y dar la noticia. Titulares en los que, por cierto, siempre eres la protagonista...




Por eso procuras lanzar tus mensajes al mundo, algunos más claros que otros, pero todos a la vez y sin reposo. Que te escuchen bien alto es uno de tus mayores logros...

Y tienes miedo como todos, pero ves fantasmas como sólo algunos...


Por eso huyes y te aíslas y como eres educada, le permites por igual el paso a transeúntes del presente que a reyes del pasado, sin saber nunca del todo, quién te ha pisoteado...

Da igual que estilo tengan pues a todos les haces caso. Mueves tierra, mar y cielo, si les tienes que abrir paso...


Te detienes nuevamente y de nuevo a descansar, porque para ti no hay tiempo ni nuevos aunque Colon te advierta de que ya has llegado al final...


Saludas o te despides, nunca lo sé bien, pero soy consciente de que lo haces gustosa por mostrar tu interés...
Me confieso enamorado de ti… ¡Y es que lo tienes todo! Eres alma y eres cuerpo. Y te gusta y te encanta y eres toda una eminencia de la noche a la mañana. Por eso te adoro y te cuento y te leo y te imagino siempre en mis pensamientos más bellos: Castellana.
Un universitario cualquiera

6 comentarios

PINKY dijo...

Manu ,que fotos mas guapas y el texto ni te cuento .
A mi me encanta Madrid ,no se que tiene ,que enamora
besinos

Toni dijo...

Todavía no visité Madrid a fondo, solo de paso.
Pero tengo claro a quién pedir consejo.
Tal vez, a un universitario cualquiera que vea por allí...

Salu2

kea dijo...

me gusto, y las fotos son preciosas, si que es bello Madrid, :)

Elisa dijo...

Qué serie de fotos Manu!
Chapeau!
Que pases una hermosa semana

Dirty Clothes dijo...

Genial Post dedicado a la mayor vértebra de Madrid... La verdad que la Castellana tiene muchísimo encanto, yo la veo desde mi ventana ;P...

dirty saludos¡¡¡¡¡

Lua dijo...

Precioso!


 
ir arriba