5 de julio de 2009

Gay Pride 2009 (Madrid, ESPAÑA).


Las ya tradicionales fiestas del "Orgullo Gay" (A favor de los derechos de los gays, lesbianas, bisexuales y transexuales) tienen una cobertura quizás especial en la ciudad de Madrid (España). Se han venido a convertir en unas referidas a todo el país y acuden cientos de miles de personas de todo el mundo, no sólo por el mero hecho de solidarizarse con la causa, sino por la ilusión y ganas de divertirse una semana al año.


Quizás con el tiempo acabe siendo algo tan tradicional como los casi inaugurados San fermines o los Pilares. El caso es que el ya famoso "Gay Pride" trae cola de turistas a la capital de España, haciendo de estas fiestas un foco de beneficios económicos en cierto modo.

Lo reivindicativo se mezcla con lo festivo y ésto también puede ser un hecho peligroso, pues como siempre ocurre en este tipo de eventos, los partidos políticos aprovechan para ejercer sus campañas colaborando y favoreciendo la parafernalia propagandista.


A lo largo de la semana, la capital ha disfrutado del despendole, famoseo, música, actuaciones, alimentos y bebidas corriendo alegremente por los cuerpos madrileños, mientras otros, con corazones mucho más empresariales, han aprovechado para sacar las freidoras y barbacoas en plena Gran vía, con intención de vendernos perritos calientes o bocadillos de panceta a 5 euros, mientras otro tipo de personas, más arriesgadas y emprendedoras, aprovechaban a finalizar la noche para revender sus sobras (hielos, vasos, restos alcohólicos) a elevado coste para los más tontos o necesitados que caían en la trampa.


Qué duda cabe, que donde está la masa también están los tramposos y carteristas. Sin embargo, como en cada fiesta, todo ha finalizado con un amanecer ciudadano en el que sus habitantes reposaban sus resacas, mientras los más resistentes mantenían su fortaleza para asistir a una merienda final en el parque del retiro, o mientras los pobres basureros ejercían con más fortaleza que los anteriores su labor en una calles que han quedado devastadas por la suciedad de una fiesta que, sin duda, cada año cobra más relevancia nacional e internacional.

Un universitario cualquiera.
Hoy es el Día Mundial de los Trasplantados.

7 comentarios

Javi dijo...

Mucha gente se queja de que esto se convirtiera en un espectáculo extravagante, mas festivo que reivindicativo. Y argumentan que hace un flaco favor a la imagen de los gays, mostrando una imagen estereotipada y no muy buena precisamente.
No obstante creo que como pura fiesta, es un evento como los hay pocos que nadie debería perderse, y genera mucha riqueza en la economía local lo cual no debiera ser desdeñado.
En el aspecto social, creo que habría que soslayar su aspecto estereotipado, y ver mas allá, notando como favorece aspectos como la "visibilidad". Hace palpable que la homosexualidad no es nada vergonzoso que se deba esconder, sino algo que se puede celebrar públicamente. Evidencia que no hay precisamente pocos gays en la sociedad.
Cada año tiene un lema, el de este año ha sido "Por una escuela sin armarios".
Lo que si me parece absolutamente reprobable es la politización del evento, no solo por la participación de partidos políticos y sindicatos, que nada tienen que ver con el evento, dado que no es un acto político, sino porque ello no les impida encabezar la marcha. Lejos de pretender polarizar políticamente el movimiento homosexual, se debería hacer hincapié en la diversidad. Los gays no son necesariamente de izquierdas, tampoco de derechas ni son todos peluqueros o estilistas.
Por ello, a pesar de mi total desaprobación hacia todo tipo de religión, destacaré como echo positivo, la participación de crismhom (asociación de cristianas y cristianos de Madrid homosexuales) en la marcha, por representar una realidad, que se puede pertenecer a un grupo social contrario en algún modo al movimiento gay y ser gay, porque la orientación sexual no esta ligada a una forma de pensar, a una ideología política ni a ninguna otra cosa, por más que algunas personas quieran hacer ver que es así.

Neogeminis dijo...

Parece que se está transformando en algo tradicional!!...mientras no genere desmanes o enfrentamientos, no creo que haya problemas.

saludos!

Elisabeth dijo...

este año ha salido poquito en la tele sobre el orgullo gay no? otros años le dan mas cobertura ...


perdona q tarde en pasar mi niño pero tengo a la peque de vacancis


besitosss

París: "El genio es un rayo cuyo trueno se prolonga durante siglos". dijo...

A veces, con el paso del tiempo, el argumento se pierde, y dicho objetivo se corrompe, es decir: El objetivo es educar, una finalidad moral que a todos nos competen, pero con el pasar del tiempo, el consumismo, la publicidad, las mismas personas, la nueva tanda de turista, comercializa el objetivo en un producto, donde el argumento solo es una excusa más, donde dicho objetivo ahora es: basarce en una festividad donde ganaran todos. Pero me pregunto ¿Que es lo que ganan, otra navidad?..

victoria dijo...

Tienes razón genera riqueza a nuestra ciudad,la gente se divierte y tanto colorido,vamos comolos carnavales de Tenerife,.Gracias por compartir mi querido amigo.Con cariño Vicky

Manu Sancero dijo...

Gracias por vuestra colaboración con vuestras opiniones.
Javi, me ha gustado mucho lo que has dicho, estoy completamente de acuerdo.
Neo, gracias por tu constancia en mi blog.
Eli y Vicky: Gracias por permanecer en mis posteos.

A los que postean de nuevas les invito a seguir haciendolo!

Disfrutad del blog y sed felices.

Manu.

Javi dijo...

Lo mejor q le veo al evento es la presencia de familias, abuelas con sus nietos y personas en general que no son homosexuales, pero q se lo pasan bien en esta fiesta, pues creo q es el mejor modo de conseguir la normalización, estan pasandolo bien, incluso gente bastante mayor, sin estar prestando atención como algo raro y desagradable a ver parejas del mismo sexo.


 
ir arriba